La ciudad como escenario para la formación de niños historiadores

Actualizado: jul 11

A través de su proyecto “Primaria historiadores el maestro Efraín Monroy del Liceo Nacional Antonia Santos I.E.D, fortalece en sus educandos la conexión entre el pensamiento concreto y el pensamiento abstracto para la formación de conciencia histórica, les invitamos a conocer su #Con_tactoPedagógico.

El profesor es Licenciado en Lingüística y Magíster en Investigación Social Interdisciplinaria de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. El proyecto primaria Historiadores, inició como una afición, donde se interesaron en indagar por el nombre de las calles de Bogotá y la relación con las historias que construyen la memoria histórica de la ciudad.


El docente decide sacar del aula de clase a los niños, donde el aula es el exterior, el mundo urbano: la calle, la plaza de mercado, el parque, el tendero, el habitante de calle, etc. En ese sentido y comprendiendo que el tiempo es una creación cultural del ser humano, donde se va consolidando una conciencia de tiempo a partir de que el niño pueda hacer un análisis relacionando los eventos y los contextos.


De ahí que, se necesite reconocer al otro como un interlocutor válido donde no ha sido escuchado y tiene su historia que muchas veces es dolorosa, sin embargo, hasta que los niños empiezan a abordar a las personas que habitan el espacio y les dan un lugar protagónico contrastando la narrativa del adulto y la imagen de los niños y niñas; en la interacción es que le permite al niño la conciencia de tiempo y la relación social – cultural, en términos de contenido.


A mediados de los años 80, el expresidente Belisario Betancourt elimina la asignatura de enseñanza de la historia como asignatura con una independencia disciplinar y la funde con entre el inmenso mar de contenido de las ciencias sociales, obligando a los y las profesoras a tener que elegir unos temas mínimos para enseñar en poco tiempo, limitando la conciencia en términos de memoria, tiempo y pensamiento crítico.


No existen ningún estudiante que se niegue a salir de la escuela, a los niños les gusta explorar el espacio abierto, sin embargo, los profesores le tenemos pánico a exponernos en público a ocupar el espacio que los ciudadanos habitan; la actividad potencia la posibilidad para que el niño y la niña comprenda que el espacio de conocimiento no se limita a un espacio cerrado y tampoco a una persona que monopoliza la verdad. Es posible la transversalidad de aprendizajes con este proyecto, ya que es posible medir, hacer tablas estadísticas, reconocer la arquitectura entre muchos otros.


A los niños y niñas les encanta el espacio público, porque comprende que es un espacio ciudadano, un espacio donde se aplican los conocimientos y se desarrollan distintas habilidades transversalmente, el objetivo del proyecto el llegar darle sentido a la educación desde su aplicación y romper con la monotonía de la escuela tradicional.


Para ampliar la información les invitamos a conocer el CON-TACTO Pedagógico del maestro Efraín Monroy Ramírez en la entrevista a continuación.


Redacción: Iván A Martínez Triana @IAAlmArt Directivo de la Central CTU - USCTRAB.

63 vistas

Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2020 Derechos Reservados - CTU - USCTRAB