• Leuman Carrillo - Periodista CTU - USCTRAB

La cuenta vacía del trabajo doméstico

Actualizado: jul 24

Con bombos y platillos el Ministerio del Trabajo el pasado 22 de julio anunció como medida para conmemorar el Día Internacional del Trabajo Doméstico la posibilidad de acceder al sistema bancario de manera gratuita a cerca de 424 mil trabajadoras y trabajadores en Colombia, nada esperanzador tener una cuenta con un saldo de cero pesos para uno de los sectores más afectados por la pandemia del COVID - 19




Fotografía: dinero.com



Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el noveno aniversario de la adopción del convenio sobre los trabajadores y trabajadoras domésticos, indican que la región más afectada durante la pandemia es Asia Sudoriental y el Pacífico, encontrando que el 76% de los empleados están en situación de riesgo; respecto a América Latina y el Caribe, la OIT establece que entre 11 y 18 millones de personas reciben algún tipo de remuneración por su trabajo doméstico, el 93% son mujeres, sin embargo el 77, 5% operan en la informalidad, sin tener acceso a condiciones de trabajo decente ni seguridad social.


Si hablamos de salarios la OIT estableció que los ingresos de mujeres empleadas en el servicio doméstico son iguales o inferiores al 50% del promedio de todas las personas ocupadas, por otro lado, según la Secretaría Distrital de la Mujer el 96% de la totalidad de trabajadores domésticos en Bogotá son mujeres y sólo el 38% cotiza a pensión en algún fondo privado o del Estado.


En países como Colombia, el gobierno nacional ha implementado cuarentenas estrictas donde las y los trabajadores domésticos formales e informales no han podido ir a trabajar, la informalidad mayoritaria de este sector ha negado el derecho de acceder a un subsidio de desempleo, ni cuentan con una red de seguridad de respaldo perdiendo automáticamente la capacidad de llevar alimentos a sus hogares y cubrir sus necesidades vitales básicas.


Mientras que la pandemia del COVID - 19 se ha ensañado con las poblaciones más vulnerables en materia de salud, educación, capacidad monetaria, cultura, identidad de género… también ha subrayando la responsabilidad de los estados para la protección inmediata de la sociedad, el respeto de los derechos humanos, el cumplimiento de los protocolos y principios de la Organización Internacional del Trabajo para la formulación de políticas públicas que lleven a conservar la salud y la productividad económica sin que se tenga que sobreponer una de la otra.


Es fundamental que las personas que trabajan en las casas en tareas como aseo, cocina, lavado, planchado, cuidado de niños, jardinería, conductor de familia, y demás labores propias del hogar, puedan abrir a partir del 22 de julio sus cuentas en bancos a cero costos en Colombia, pero es más prioritario que se les garantice el derecho a tener acceso a condiciones de trabajo decente, donde se respete su jornada laboral, se le permita oportunidades de crecimiento personal y profesional, bienestar familiar, acceso a salud y pensión a través del cumplimiento del acuerdo suscrito entre el Gobierno del Presidente Iván Duque y la Central del Trabajo CTU - USCTRAB, que lleve a hacer realidad el Estatuto Único del trabajo, eliminando la cotidiana manía colombiana de tener trabajadores de primera y segunda categoría de tal manera que el saldo en las cuentas bancarias de las y los trabajadores domésticos no siga en cero.


Redacción:

Leuman Carrillo

@leumancarrillo

Periodista CTU - USCTRAB




91 vistas

Suscríbete a nuestro boletín

  • White Facebook Icon

© 2020 Derechos Reservados - CTU - USCTRAB